DE “ALERGIAS” Y LA PROXIMIDAD DE CUPIDO COMERCIALIZADO

Como no pienso escribir un post dedicado a San Valentín, adjunto ya una noticia reciente y local sólo para recordarme a mí misma hasta qué punto es borroso el límite entre el romanticismo y la locura (aka chabacanería – o quizás estoy premenstrual y por tanto excesivamente crítica con estas “cosas”).

Se busca rubia sonriente

Gente de aquí y de allá | EL AMOR PERJUDICA SERIAMENTE LA SALUD
Un peregrino se enamora en León de una joven con la que intercambió una fugaz mirada el pasado día 1 en la Catedral e inicia una delirante campaña para conocerla. menudo salao...

O está arreado del tambor o es un pobre romántico en este mundo de frías pasiones. Biagio Carroccia, malagueño de 27 años de edad, busca en León a la que cree que es la chica de su vida, una joven bilbaína que estudia la carrera universitaria aquí y con la que un fugaz intercambio de miradas bajo la imperiosa fachada de la Catedral le ha dejado el pensamiento y el alma haciendo chiribitas. Eso ocurrió el día 1 de este mes, cuando el joven visitó la ciudad en su peregrinación hacia Santiago de Compostela.«No tengo nada que perder y sí mucho que ganar», afirma el italoespañol al otro lado del teléfono cuando se refiere a los anuncios de prensa y a los programas de televisión a los que ha acudido para encontrar a una joven a la que describe así: «Es rubia, con unos ojos claros preciosos y una sonrisa muy bonita. También recuerdo que es bajita y que tendrá entre 20 y 22 años». Es todo lo que sabe. Ah, y que lleva cosmética dental, concretamente un brillante pegado en un diente.«Llegué a la puerta de la Catedral -recuerda- y fui a preguntarle porque me pareció una chica muy guapa, la verdad. Nos miramos, y hasta mis compañeros se dieron cuenta de que había surgido algo», recuerda con una voz que evidencia una sonrisa de oreja a oreja. «Y le pregunté por San Isidoro. Entonces ella me dijo que no sabía dónde estaba, y eso me dio pie para preguntarle si no era de León. Por eso sé que es de Bilbao. Pero ya no reaccioné más».«Esa misma noche soñé con ella -continúa-. Le dije a la gente que me he ido encontrando estas semanas por el Camino que se me había ocurrido la idea de poner un anuncio en un periódico buscando a la chica. Al destino a veces hay que empujarlo», reflexiona con un optimismo insultante. «Y así lo hice». «O estás loco o eres un genio», le dijo un peregrino.

Biagio Carroccia se encontraba ayer en tierras gallegas siguiendo su ruta. En su viaje planea un San Valentín muy especial. Tiene previsto convocar una concentración en el campus universitario de León el 14 de este mes para buscar a la chica. Asegura que la televisión pública le apoyará en esta idea. Entre otras cosas, pondrá carteles en la cafetería buscando a la joven bilbaína y volverá a poner dos mensajes en este periódico el día 13 y el día 14 dirigidos a su pretendida conquista, de momento anónima no se sabe si por decisión propia o por desconocimiento.

-¿Qué le dirías si algún día la llegas a ver?

-Pues que me gustaría tener amistad con ella y conocerla más. Después será el tiempo el que tenga la respuesta. Al menos ahora sé que existe.

-Esto puede ser de novela de Bárbara Gowdy o una psicópata. ¿Lo había hecho alguna vez antes?

-Nunca. Soy de ideas descabelladas, pero jamás había hecho una cosa así. Bueno, cuando he tenido pareja pues a lo mejor la he llevado a dar un paseo en globo o la he alquilado una sala con violinistas, pero esto, no.

Biagio salió de Lourdes hace un mes hacia Santiago. El día 13 cuando llegue a la capital gallega habrá recorrido unos mil kilómetros. Es la cuarta vez que lo hace. Reside en Málaga, donde trabaja como organizador de grandes celebraciones (congresos, bodas, ectétera). Aprovecha los tres meses de vacaciones que tiene en invierno para peregrinar, una de sus grandes pasiones, asegura.

Pero pasiones las que ha levantado entre más de una leonesa. «Hoy mismo -por ayer-, me ha enviado un mensaje una chica diciéndome que si no encontraba a la verdadera ella se ofrecía para conocerme». En fin. Lo inusual no es que le haya enloquecido aquella joven, sino que la busque para contárselo.

2 comentarios

  1. Si un peregrino se enamora de una chica en Leon…¿puede provocar un terremoto en Londres?
    O…
    Si un peregrino se enamora de una chica en Leon,a las 14:30…¿donde se cruzaran los trenes de sus vidas?,¿si ella es de Cuenca?

  2. O, lo más importante, si un peregrino se enamora de una chica en León, ¿a cuántos kms de Santiago decidirá buscarla poniendo un anuncio en el periódico y organizando una macroconcentración de bilbaínas en el campus universitario el día de San Valentín?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: