CHISTES TONTOS EN PELICULAS SERIAS

Esta tarde, como casi siempre que me siento responsable de mi cuerpo, estaba haciendo bicicleta elíptica mientras veía una película lo suficientemente previsible – vale también cualquiera que haya visto antes ya cinco veces – como para no tener que mantener una atención excesiva. En este caso elegí Atracción Fatal, protagonizada por Michael Douglas y Glenn Close; esta última una de las mujeres menos agraciadas y peor bronceadas de la historia de Hollywood (sus pechos en esta película lechosos y como pegados/cosidos al resto del cuerpo moreno la hacen parecer una personaje de película de Tim Burton; Glenn quesostetillas) . Todos conocemos esta película, germen pesimista de series de reconocido éxito en la actualidad como Sexo en N.Y. o Mujeres desesperadas (esta última la he dicho para rellenar por título, porque en realidad ignoro el argumento de la misma).

            Por si alguien no la recuerda, se trata de la historia de un hombre que tiene una mujer hermosa y encantadora, pero demasiado y desde hace muchos años, entonces, claro, pues está un poco como muy acostumbrado y necesita, aunque él no lo sepa, contrastar con algo peor para probar la norma de Faemino que tantas veces he citado a lo largo de mi vida de: “Hay que pasarlo mal para luego poder decí: “Joé, qué bien lo estoy pasando!”; de ahí la elección de la angulosa/traveliana Close para el papel de amante. Además, cabe destacar que Douglas y Anne Archer (la esposa eterna de Harrison Ford en sus películas políticas; una sosa risueña y adorable) tienen una hija andrógina de seis años. Andrógina como lo era yo, porque sus padres querían tener un guaje y como compensación a su “fracaso” la peinan y tratan como si fuera macho; de hecho es casi idéntica a mí en mi infancia y actualmente representa lo más inquietante del visionado de esta obra.

            La cuestión es que Glenn y Michael pasan un fin de semana loco loco y luego ella se obsesiona toda con él a pesar de poseer éste una brevísima lista de cualidades cuestionables y hacer el amor con los calcetines puestos (un crimen aquí y en cualquier punto del planeta activo sexualmente). Se corta las venas, graba cassettes llamándole “marica” y mata un conejo. Así que al final la estrangulan, ahogan y pegan un tiro. Un peliculón.

            Pues bien, durante el visionado he iniciado mi andanza en lo que está destinado a ser mi cruzada este verano: la detección de chistes tontos en películas serias. Algunos de ellos quizás no parezcan chistes en una primera lectura, pero todos mueven a la risa por su absurdez y descontextualización.

 

En este caso son tres y los he clasificado por su naturaleza y de forma cronológica del siguiente modo:

1º El chiste sobrante idiota del mejor amigo de Michael Douglas.

2º El chiste mixto (mímico/verbal/dual) de Mike y Glenn corriendo por el parque.

3º El chiste de contraste sociocultural o “como reacciona una soltera ante una estampa familiar de anuncio de turrón”.

 

Allá van… ¡disfruten!

 

 

“me estaba desnudando con la mirada pero tuvo problemas con los botones” (currao, currao…) Lo acoto aquí por si se le ha despistado a alguien el chiste; que podría mover a risa mirar a Glenn Close como si fuera Kim Basinger, pero no iba por ahí.

 

 

Este me recuerda el célebre inicio de monólogo de Carlos Clavijo: “Me gustaría morir durmiendo como mi padre y no gritando como sus pasajeros.”

 

 

Como brillante colofón, un vómito, modo fuego artificial orgánico.

 

 

Espero que hayáis disfrutado.

 

 

P.D: Decía Berto Romero en su blog (www.berto.tv) que la segunda película que más le había acojonado era El Resplandor; me quedé con curiosidad de saber cuál era la primera. Yo la primera vez que las ví lo pasé peor con Atracción fatal que con El exorcista y Glenn ni siquiera necesitó tanto maquillaje…

P.D: Si Glenn Close o alguien cercano a ella leen alguna vez este post vayan por delante mis disculpas y por detrás la ironía.

P.D: Besos y piruletas para Glenn Close; al menos las feas lleváis mejor la vejez.

3 comentarios

  1. Hola, por alusiones me dirijo a ti, ni me molesto en leer tu blog porque con dos líneas se nota lo amargada y acomplejada que estás, sólo ocupándote de tu aspecto físico que además te tiene tan infeliz y descontenta. Siento que sea así. Siempre he pensado que una mujer segura de sí misma es un tesoro, mientras que una insegura es un veneno del que acostumbro a mantenerme alejada. Te recomiendo que visites al psicólogo o que te compres un buen libro de autoayuda para este verano. Pensando y escribiendo palabras más bellas acerca de la gente y de ti misma serás más feliz, positiva y, probablemente, dejarás de estar tan sola.

    Salu2,

    Athenea Mata

  2. Hola, Athenea.

    Lamento de veras que pienses que soy una amargada acomplejada; lo lamento porque eso significa que en algún esquema racional freudiano posiblemente lo sea.
    Me apenaría sinceramente que fuera así dado que significaría que he fracasado por completo en mi intento de ser irónica y jobial, que es al fin mi única pretensión, te lo aseguro sin cinismo esta vez, en cada una de las entradas de este blog.
    Entiendo perfectamente que te ofenda mi alusión a ti por los connotantes negativos que se desprenden de la misma, pero no es más que una opinión subjetiva derivada de mi sí acomplejada adolescencia(como la del 99% de la población, aprox…). Por otro lado las críticas no estéticas las lanzaba contra tu alter ego en la ficción de manera que no deberías sentirte ofendida personalmente y en cuanto a lo del aspecto físico si tan segura dices que eres debería resbalarte mi opinión.
    Por otro lado he puesto una foto bien chula tanto tuya como de Geraldine y estoy segura de que para la media masculina poblacional sí eres atractiva; a mí no me gustas, ¿qué quieres que te diga? Este es mi blog y digo lo que me apetece en cada momento que varía dependiendo de mi estado anímico pero que siempre pretende ser concebido con un mínimo de sentido del humor como requisito previo.

    Besos y piruletas, Athenea!

    Marta Díez

    P.D: Espero que Glenn Close no sepa castellano…

  3. Hola Athenea, la verdad es que haces una buena labor por la humanidad psicoanalizando a gente que no has visto en tu vida, ya quisieran muchos videntes tener tus capacidades.

    Desde luego, aunque no me siento identificado con tu psicoanálisis, voy a seguir tus consejillos para ser feliz en la vida, porque yo también quiero sentirme seguro (y fino, como las compresas), y así, con algo de suerte no te acostumbrarás a alejarte de mi, porque creo que no podría soportarlo un minuto más, creo que te alejes o no de la gente es algo imprescindible para que el mundo siga girando (por supuesto alrededor tuyo, no te voy a quitar esa ilusión) y de ahí que todos debamos seguir tu consejo.

    Una vez más, gracias!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: