CHISTES TONTOS, PELÍCULAS SERIAS: Lunas de hiel

Emmanuelle Seigner, que así se llama la mujer de Polanski y protagonista de esta excelente comedia, es posiblemente y si la memoria no me falla ahora mismo, quitando a los líderes fascistas de la historia, los amenazantes kinkis de mi infancia y las chicas que salían reinas en las fiestas de mi instituto, la segunda persona que peor me cae sin conocerla de cuantas sé existen en el mundo. La primera es, por supuesto, Manel Fuentes – pero esa es otra historia -.

Me quito el sombrero ante su nefasta pero a un tiempo perfecta interpretación en esta película. Ella solita es responsable del cambio de género de la misma. Si bien posiblemente Polanski pretendía rodar un dramón y, de hecho, a juzgar por las ínfulas LeonardCohenianas de Peter Coyote en el film, así era, se le fue de las manos al enchufar a su esposa para el papel coprotagonista, convirtiendo la historia en una parodia de sí misma. Eso sí, una parodia de lo más amena e incluso cruda, en ocasiones.

Poneros en situación. Hugh Grant es un pringao – esto ya lo sabiais, sigo – y viaja de crucero con su esposa Kristin Scott Thomas que se llama Fiona y es frígida – esto también debiais de sospecharlo, continúo -, allí conocen a una tía bastante basta de enormes pechos y mirada ovina casada con un tipejo mayor que ella de mirada aviesa postrado en una silla de ruedas. Cuando este tipejo, Peter Coyote, pilla a Hugh mirándole el culo a su voluptuosa esposa, decide contarle la morbosa historia de su relación, que va desde el candor más repelente a las vejaciones más pavorosas pasando por un sin fin de etapas sadomasoquistas que reflejan todo el nutrido espectro de escenas vergonzantes que puede protagonizar una pareja “enamorada”.

Hugh se ruboriza a granel a la par que se pone palote pensando en las posibilidades; pero palote al estilo británico: carraspeando y cruzando las manos dismuladamente sobre la entrepierna. Al final la que se liga a la ninfómana macizorra es la reprimida mujer de Hugh Grant – lo mismito que en un chiste -. Y como remate dos personajes mueren por suicidio y asesinato respectivamente, pero paso de deciros quienes; dadle vosotros a la sesera un poco o alquilaros este maravilloso truño.

A mí me encantó, conste. Allá van los chistes!:

 

1º REBOZADO, LAMETÓN y… claro, se queman las tostás!

El movimiento tetil previo a la felación de la Seigner es totalmente sobrante. Si os poneis Plateros con esto (“Burritos y suaves” Berto Romero dixit) espero que sea porque teneis alguna patología bien fastidiada.

2º OINK, OINK!

Qué mal lo paso viendo eso. Esta es la típica secuencia que viéndola en grupo es divertidisima, a solas molesta y sólo con tu pareja abominable.

3º FELIZ CUMPLEAÑOS o “yo soy mala porque el despecho me ha hecho así”

No me digais que lo de la vela clavada en el queso no sobraba…

2 comentarios

  1. Hola . He leido en tu post que te gusta el humor negro. Pasate por este blog :

    http://yosoylachumi.wordpress.com/

    Lo escribe un tipa que está totalmente loca y tiene unas buenas dosis de humor negro y escatología

  2. Gracias, Sonia. Me he dado un paseillo por ahí. Tiene su punto la jodía. Aunque juraría que es un tío.

    Me encantan las mujeres que escriben como hombres toscos y mentalmente ágiles. No como Virginia Wolf, menudo petardo de tronca; me aburrí incluso más leyendo Orlando que con el truño de la universalmente odiada cuellicorta Etxebarría (Beatriz y las pastis celestiales).

    Qué jodida está la literatura femenina, mare mía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: