Exnovios

Estuve dos años colada por Ernesto Sevilla. A pesar de mi profunda atracción y mi dedicación más o menos regular (seguimiento continuado de La hora chanante, Noche sin tregua, Smonka y posteriormente Muchachada Nui, hasta cuatrosfera y A pelo ojeé… por no mencionar Buenafuente en Antena 3…) con el tiempo nuestra relación se fue haciendo cuesta arriba. Descubrí que no teníamos tantas cosas en común como parecía al principio y ya no me tocaba como antes pensando en él. Mis amigas se daban cuenta “es normal”, decían, “el gañán de Muchachada Nui es mucho menos carismático que el de La hora chanante; Ernesto se está quemando y repercute”. Al final lo dejamos definitivamente con el estreno de la segunda temporada de Muchachada. No fue demasiado traumático, apenas nos echamos de menos, cada uno tenía su vida y unos pocos minutos ocasionales eran suficienteas para ponernos al día.

Luego llegaría James McAvoy, el típico romance extranjero de transición y tras él el sobrino de Buenafuente. Aún hay días en los que echo de menos a Ernesto y los maravillosos momentos que pasé con él. Os adjunto un cachito de felicidad:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: