CHISTES TONTOS, PELICULAS SERIAS: Llámame Peter

Tras un par de meses de sequía y a pesar de bombones con una potencialidad brutal tales como El exorcista y Pozos de ambición, regresamos a esta vuestra sección favorita de mi subuniverso con el biopic sobre la vida de Peter Sellers.

Se podría creer en una primera impresión que al tratarse de la vida de un humorista la película puede pertenecer al género cómico, pero cualquiera que crea esto es que no tiene ni la más remota y miserable idea de quién era ese engendro. Peter Sellers fue, entre otras muchas cosas además de un exgordito resentido: esquizofrénico, drogadicto, misógino, supersticioso, egomaníaco, insensible, acomplejado, tiránico,  depresivo, frívolo y tenía complejo de inferioridad. Así ya no suena tan divertido, a qué no? Quien lo iba decir de un tipo que bailaba tan gracioso y protagonizaba películas chorra tales como la saga completa de La pantera rosa.

Peter Sellers era un cabrón terrorífico que no llegó a encontrar jamás su lugar en el mundo pero que, joder, era tan salao que se lo perdonabas todo.

He seleccionado tres chistes que a mi modo de ver son tan sumamente crueles que sin duda han de ser verídicos. El primero hace referencia a la faceta de Peter como padre impresentable e infantiloide iracundo; el segundo a su vertiente de putero trastornado y, por último, a su carencia total de sutilidad y raciocinio. En todos los casos lo mejor es siempre la víctima: su esposa. Atentos pues a la cara de circunstancias de Emily Watson, seguramente lo mejor de la película.

1º TE HE ARREGLADO LOS JUGUETES

 

2º NO TANTO COMO A SOFÍA LOREN

 

3º SI A TI TE PARECE BIEN

 

Sí, sí, es cierto, Peter Sellers “tienes unos huevos que colgaos parecen bolsas”. Ahora ya nunca podréis ver de frente El guateque y os dará mucho más miedo Teléfono rojo. Hum… La pantera rosa… la pantera rosa… ¡la pantera gris! Blake Edwards era acromatópsico, no cabe duda.

2 comentarios

  1. Te iba a decir que yo no sabía quién era Berto Romero, pero luego se lo pregunté al google; en realidad no recuerdo cómo llegué a tu blog, pero como era sencillo recordar el nombre he vuelto. Sé perfectamente que no puse culo peludo en ningún buscador, me acordaría de algo así. Pero bueno, me gusta mucho; he pensado en hacer un blog y me gustaría tener tu permiso para mencionar el tuyo. De ese modo, si el mío no funciona el visitante tendrá alguna otra opción interesante.
    Ciao Chaplina.

  2. Me encanta que te guste mucho y agradezco enormemente que además de decírmelo quieras publicitarme; es un detalle bien bonito.

    Me alegra igualmente que no sepas quien es Berto Romero, al fin y al cabo no es más que un producto televisivo efímero y en algún tono del espectro de realidades posiblemente sea inmoral, incluso.

    Pásate por aquí siempre que quieras y acomódate yo espero no acabar hablando de mi vida íntima cuando deje de detectar chistes en peliculones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: