Afectados

Pasé años escuchando los problemas de una amiga a la cual sólo me había unido la inercia y las circunstancias – suena feoférrimo esto que digo pero nadie dijo que la sinceridad fuera bonita – y hacia la cual sentía ocasionalmente un rechazo estremo debido al tono de voz que solía utilizar a la hora de hablar de sí misma o pontificar en general. Se asemejaba preocupantemente a un clérigo clásico de setenta años que parece en posesión de toda la sabiduría y madurez del que ha vivido la historia completa del mundo de primera mano. Cada palabra poseía una cadencia y un peso, sólo en su pronunciación, de tal magnitud que escucharlas seguidas y atentamente producía agujetas cerebrales no ya por la complejidad del discurso, inexistente como la que podría tener el diálogo final padre/hija en una capítulo de Padres forzosos, sino precisamente porque cuando intentabas decodificarlo buscando un sentido, una moraleja, un chiste, qué sé yo, te chocabas irremediablemente con el eco.

La gente afectada debería callarse la boca; son un peligro social y los responsables absolutos de los enquistamientos intelectuales, las crisis creativas y la vergüenza ajena acumulándose en forma de tumor cerebral presionando las cavidades craneales de aquellos seres sobre los cuales un afectado gobierna.

Propongo la creación de una enorme isla con suficientes recursos para abastecer a todos los afectados del planeta durante el tiempo necesario, esto es, lo que aguanten vivos atropellándose en la declamación de un monólogo con otro.

Mientras tanto podréis detectar a un afectado antes de que se haga un hueco en vuestras vidas mediante las siguientes pistas básicas:

– Suspiran más que el resto de los humanos.

– Hacen pausas muy muy largas, casi incitantes al suicidio, entre “es como…” y “es como la muerte, ¿no?”

– Suelen sonreír y negar paternalistamente con la cabeza cuando tú haces cualquier clase de sugerencia, sensata o no, da lo mismo.

– Están sordos por autohipnosis dado que su propia voz es para ellos como el canto de la sirena para Ulises y es lo único que pueden percibir.

– Si les cantas esto se desintegran en el acto:

Porque no… nunca tuvieron infancia.

6 comentarios

  1. Conozco unos cuantos tipos así… Muy dolorosos, jejeje.

  2. Qué asco dan. Son los de los huevos negros del lamento y el victimismo, muy de Paul Giamatti en una charla campestre.

    ¿Sabes si hay camisetas de esas con lemas en las tetas para ciegos?. El braille directamente se convierte en porno del duro.

    Saludo.

  3. Mi jefa era así. Yo los llamo los “amimas”. Todo lo que te haya pasado y lo que te pueda pasar en el futuro, ellos ya lo han pasado. Y si no les ha pasado a ellos, porque sabes de buena tinta que su marido no ha muerto, entonces le ha pasado a alguien demasiado cercano. El caso es que tendrás que escuchar lo que tegan que decirte. Y tú, que sólo ibas allí por eso de la nómina, para comer…

  4. Pues a mí me encantaría que alguien hiciera una descripción de mí tan buena como…



    …como… La que has hecho de tu amiga…

    Leí sobre este problema, Se trata de un tipo de…



    …Como de narcisismo, ¿sabes?

  5. A los jefes, los padres y los caseros hay que tolerarles todo; a pesar de lo humillante que resulta tragar.

    Níkrom, lo sabiiiiiíaaaa, sabía que eras uno de ellos. ¡Horreur!

  6. Creo que ya existe esa isla de la que hablas. La mencionan en unos dibujos que veía de pequeño: La Isla De Los Extras…

    De todas formas, aunque es cierto que muchas veces he hablado usando puntos suspensivos (a veces hasta la exasperación) no puedo considerarme un “amimás”. ¿O sí lo soy?
    Qué va, aún me queda. Mis muletillas recurrentes son “psé” y “bah”, me queda mucho para ser merecedor de ir a la Isla que decías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: