I feel gay!!!

Me siento igual que Cary Grant en La fiera de mi niña cuando la cerda acosadora de Kate se lleva toda su ropa a lavar mientras él está en la ducha y tiene que pillar un terrible batín de gasa presumiblemente rosa (gris clarito con plumilla esponjosa en su percepción acromatópsica – nunca sé si uso bien el término “acromatopsia” pero qué bonito ha de ser verlo todo de color “scrawball movie”; la vida en tonos cine clásico, menudo nivel-). Cary sale del cuarto de baño con su batita y se topa con los venerables y maduritos tíos de la Hepburn y ante la pregunta de estos en tono de infinita y revenerable indignación de: “¿Qué lleva puesto? ¿es que está usted completamente loco?”, él da un ridículo saltito y exclama: “¡¡No!! ¡ES QUE ME HE VUELTO GAY DE REPENTE!”.

Un clasicazo. Yo también me he vuelto gay suddenly; hoy es mi primera noche en la que será mi casa en Barcelona durante los próximos meses o años que me pueda mantener con vida en la ciudad condal y la comparto con cuatro hombres con mis mismas preferecias sexuales. ¿No es maravilloso? No recuerdo haberme sentido menos femenina en toda mi vida; no se puede competir con la extraordinaria suavidad de estos caballeros. Así que sin más dilación y tras la transcripción de una ya célebre y celebrada cita de mi casero voy a depilarme; me siento indigna de la elegancia de esta casa:

“Bueno, creo que ya te lo he explicado todo. Cocina, lavadora, plantas, calentador, teléfono, horarios… ¡¡ah!! Se me olvidaba lo más importante ¡madre mía! Esto es fundamental, nada más levantarte hay algo que jamás debes olvidar hacer: mirar el mar. Sólo se ve un cachito, pero es suficiente para soñar.”

*Nota: ¿No os doy una envidia del copón? Porque joder, yo esta mañana me veía reflejada en los escaparates y pensaba: “ahí va esa hija puta afortunada…”

Una respuesta

  1. No me digas que hay más de un señor Hueso en tu piso… Qué puta la Kate.

    El simple hecho de que estés allí ya nos da envidia, no hace falta que digas lo del mar. Porque manda cojones, yo viviendo donde vivo, que es casi una isla… y que no veo ni pizca de mar.

    Beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: