MIERDAS QUE ESCRIBÍ DE JOVÉNULA

No me podía dormir y he estado fisgando en mis archivos y releyendo caca que escribía paradójicamente en mis antiguas noches de insomnio -he pasado de escritora a lectora en mis periodos de vigilia involuntaria -. Me he topado con un diálogo inconexo y bastante violento que ni sé a qué época pertenece pero que me ha hecho mucha “risa” o “grisa”, incluso, que diría aquel. No me he reconocido en absoluto a mí misma en el texto de las narices, lo cual prueba que no tengo clase alguna de perspectiva y soy incapaz de ser perspicaz o analítica frente a cualquier obra literaria. Supongo que soy poco observadora y metódica y tengo una nula capacidad de identificación y relación. No sé, estoy algo preocupada con esto. La mierda inconclusa y breve es la siguiente:

        Acabé tu libro la semana pasada. Es una mierda.

        Un mierda muy rentable me atrevo a añadir; pero sí, es la mayor y más extensa cagada que he parido jamás.

        Sé que no te importa mi opinión, estás tan absurdamente pagado de ti mismo que cualquier crítica negativa pasa levemente acariciando el forro de tus santos cojones. Pero de veras son doscientas treinta y cinco páginas de insufrible basura.

        Está claro que encontraste una fiel referencia a ti en el libro.

        Eres la persona más rencorosa que conozco.

        Tú eres la hija de puta más inspiradora que ha pasado por mi vida… levemente… acariciando el forro de mis santos cojones.

        Pues espero que me des un porcentaje de tus miserables beneficios. – le coge un cigarrillo y se lo enciende –

        No me vas a preguntar por qué quería verte.

        Esperaba que empezases tú en cualquier momento a adornar alguna anécdota pseudosexual con alguna pobre infeliz enamorada de ti, con la que te hayas ido a vivir recientemente.

        Hacía año y medio que no nos veíamos. ¿Qué tal estás?

        Flaca, estoy flaca. Un poco seca, un poco dura, agotada. Bastante harta en general de mí misma hasta que consigo olvidarme de ti y al fin me siento feliz y radiante. – Tristán sonríe amargamente:

        Yo soy tu cáncer.

        Sí.

        Qué ironía.

        No tiene nada de irónico, es una perfectamente coherente consecuencia del transcurrir general de “esto”. Tú intentando dañarme a mí por deporte para vengar al adolescente que vive dentro de ti.

        ¿Dentro de mí?

En fin… Dentro de ti… hay una estrella… si lo deseas… Me doy repelo. ¿Y cómo se me ocurriría llamar “Tristán” a un personaje? que cosa tan rancia, manda madre… No sé qué edad tendría yo, ni cuales serían exactamente mis circunstancias vitales, pero me caigo mal.

“Viajé al futuro y hablé conmigo mismo; todo era igual pero a la vez era distinto. Me presté dinero, me di un beso en la boca. Cerré los ojos y estaba en Oklahoma. Estoy fatal de lo mío, ¡estoy muy mal!”

(Joaquin Reyes dixit)

3 comentarios

  1. Hola:

    Tu forma de escribir tiene un aire de familia a cierta promesa, (quizá una realidad ya) que está entre dos tierras y se oculta tras una máscara de doncella. En cualquier caso, andrógino ser que asomas por esta pantalla, me mola tu blog y desde mi profundo aburrimiento escribo para pedirte que no tires esas perlas, porque tienen garra y quizá sean la base de una magna obra que leeré con avidez nada más la publiques –cosa que espero, ocurra algún día no muy lejano, junto con tus otras perlas que destilan inteligencia y humor–. Me pasearé de vez en cuando por este blog.

    Saludos

  2. Pues no está malota la cosa. Lo de Tristán sí, reconozco que da un poco de tiricia, pero el resto… no es ninguna birria, como diría nuestro colegui Berto.

    Oye, que no me cuentas nada últimamente, ni un sólo sms amoroso, ningún toque feisbukiano… tsss. ¡Ya no es lo mismo eh! Se nos ha acabado la magia.

    PD: Yo también tengo escritos de esos a patadas. Lo chunguísimo del asunto es que están en cuadernos al alcance de cualquier familiar y el probable visionado del material por parte de éstos ha hecho que me retuerza por los escalofríos tan bestias que he tenido.

    PD2: Besos.

  3. Actualiza, actualiza! Tengo mono de ti🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: