De culto

Lleva años, décadas, usándose alegremente esa expresión y creo que ni el que la patentó sabe muy bien qué quería decir. ¿Qué es una obra de culto? Si Cantando bajo lluvia es un clásico; Trenes rigurosamente vigilados no la conoce ni ruton y Blade runner es una película de culto; entonces, la definición de “de culto” es una película, por ejemplo, no excesivamente famosa y que sólo la gente “lista” sabe apreciar. De manera que la expresión “de culto” es posiblemente una de las de mayor connotancia fascista inconsciente de todas cuantas se usan alegremente a lo largo del día. De hecho, Amelie, película de culto durante los primeros meses posteriores a su estreno ha acabado por convertirse en un film comercial y odioso a pesar de no haber sufrido modificación alguna en sí misma a lo largo del tiempo, pero claro, a todos los intelectualoides que pueblan las salas de cine en V.O.S. les horroriza sobremanera que lo que a ellos les hace llorar también conmueva a los garrulos, kinkis y corticos  de su barrio.

Hace no mucho leí: “Dos en la carretera se convirtió en una película de culto incluso antes de su estreno”. ¿Qué clase de pollez significa eso? ¿Antes todavía de haber conocido el producto los guays de la meca ya hablaban sobre lo profunda y poco atractiva que estaba Audrey y el rollo indie que le otorga a todo lo que hace Albert Finney? ¡Venga ya! El snobismo es un cáncer con el que todos deberíamos luchar antes de ser gangrenados por completo y convertirnos en una ingente panda de “posers”, de manera que propongo que la expresión “de culto” se erradique de nuestro lenguaje o, en su defecto, que sea siempre acompañada de una coletilla explicativa:

– Buffalo ’66 es una película de culto, quicir que es bastante lentica, sale gente fea y casi nadie la ha visto entera nunca, además salen planos raros y es pretenciosa hasta la nausea…

– Ah, bah, ya te he entendido. Es una peli para gilipollas metafísicos.

– Sí, sí, ideal para cuando te apetece llorar sin motivo por culpa de tus desasarreglos hormonales.

– Ajá, ¿una escusa barata para poder fingir que tienes más calidad humana porque acabas con dolor de cabeza de hacer pucheros?

. Uy, sí… Con lo único que estoy deacuerdo de El guardián entre el centeno es que la peña que llora en público con un melodrama ficticio luego coincide que son los mayores hijos de puta.

– Madre del amor hermoso. ¡la expresión “de culto” se inventó para fomentar y a un tiempo maquillar la maldad en el mundo!

– Dios, tienes razón, ¡hagamos el amor!

Perdonadme, todas mis explicaciones con una ejemplificación de lugar común han de acabar con una conclusión erótica compulsiva, sino no sería yo, ¿qué pasa? ¿no os ha gustado? Mejor, mejor, este es un blog de culto.

9 comentarios

  1. PLAS, PLAS, PLAS!! Te ha faltado acabar con un “ostia, ya!” para que fuera perfecto🙂

  2. Como ocurre con todas las palabras de uso muy frecuente, su significado se acaba diluyendo, como ocurre con “Personalidad”, por ejemplo (¿que es eso de que hay gente “sin personalidad” y otra que tiene “demasiada”?) y la gente la usa ya como palabra comodín para indicar que una película debería ser buena o debería de haberse vendido mejor.

    Literalmente, una peli “de culto” sería aquella a la cual se le habría de erigir un monumento para adorarla con devoción everyday, lo cual cual es una solemne memez, pero Dios creó el Merchandising. Al final, “de culto” no significa absolutamente nada. En todo caso, indica al usuario de dicho concepto que es más pedante incluso que yo: ¡Larga vida al Merchandising!

  3. Hombre pues a mí Buffallo 66 me gustó. Pre(ten)ciosa. Habrá que ver…lo que viene de usted. Vincent Gallo es cool pero no es nuestra jodida culpa. A la Ricci le daba yo un buen meneo. La historia está bien (chico conoce chica, chico rapta chica, chico presenta a sus padres /.A.H B.G/ a chica raptada, chica baila una canción en una bolera, chica conoce chico, chico no quiere follar porque prefiere hablar o matar, chica se desespera, chico se imagina “taxi driver” beso. Fin) Hay mil motivos para adorar Buffalo 66`. Baste con Angelica Huston. Supongo que tantos otros existen para ignorarla, pero (chica) ninguno hay para dedicarle un post. Eso sí que es pretencioso, la verdad.

    Ahora bien, la pelí de Gallo que es de culto es brown bunny. Y se entiende perfectamente. Porque donde se ha visto una mezcla de garganta profunda, ed munro (como se diga) y el sexto sentido? y qué aprendemos viéndola? . A esa le dedicaba yo horas de comentar. Pero claro, hay que verla antes.

    No sé de donde le viene esa bordería. A ratos asusta pensar que se compartió pupitre con usted. Para verla devorada por el chic lit es mejor no haber nacido.

    El chic lit si que es un invento que seguro fue idea de un tio a lo “mad men”. No sé si me entiende.

    Lola Beccaria ya hay muchas.

    Tú antes molabas.

  4. Pues sí que he visto Brown bunny, bueno, he visto a Chöloe Sevigny dándole, y ya con eso creo que puedo morir intranquila.

    Sí qué te esfuerzas (amigo) para ser un poser clásico; el epítome absoluto de la clase de tipo que cita a Angelica Huston como si fuera grande sólo porque mola decir “Angelica Huston”, te corres de la emoción paladar.

    Todo es una cuestión de eso, de paladares, envidiosillo aspirante a Lolo Beccario…

  5. Yo es que no conozco a nadie que se tire el rollo (vamos que consiga algo) diciendo que le gusta tal o cual película. La culpa es mía por no haber estudiado cine. Supongo que es una cuestión de ámbitos. A mí me gusta el cine. Es evidente. No follo porque me guste el cine.No follo más al menos. No quedo con hombres porque me guste el cine. Me gusta el cine como podría haberme gustado comer langosta. O la chic lit.

    Defenderé mi gusto. Me gusta el cine. Eso no significa nada. No he conseguido ningún trabajo, ni he trabado ninguna amistad gracias a mi gusto.

    Si me insultas en esto estás insultando mi intimidad. He atravesado un infierno para defender mi intimidad.

    Me salva el cine de la ambición (p.ej) de pensar que existen dos tipos de cinéfilos. Yo sólo he conocido a un tipo de cinéfilos. En ese tipo estás tú. Los que devoran.

    Está claro y podría (si quieres) escribirte una carta bien larga al respecto.

    Nunca he aguantado a la gente que dice que le gusta el cine. Yo puedo demostrar que me gusta. No lo digo para caerte bien. Ni para hacerme el listillo. No lo digo para follar contigo.

    Es triste ver el estado en el que se encuentran las cosas. Por una parte está claro que a ti también te gusta el cine. Y puedes demostrarlo. Aunque abuses del cinetube, por ejemplo. Una práctica aberrante. O le des a las películas dobladas. Cosa que nunca entenderé.

    Yo voy al cine. Voy con mi abuela al cine. Voy con mi novia al cine. Voy solo al cine. No me bajo películas. Ni mucho menos las veo en el ordenador.

    Yo me compro una televisión de 17″ pulgadas para ver películas.

    En mi casa hay una televisión de 17″ que carga con Bergman y también con Spielberg. Es una tele que puede con todo.

    Da igual que vea Buffallo 66″ o “el incidente”. No me importa qué clase de opinión puedan tener los demás sobre el cine que veo.

    Veo Buffalo 66″ y luego veo del tirón “soy leyenda” y de las dos puedo hablarte (bien y mal) durante horas. O quedarme callado. O imaginar que existe un interlocutor preparado para entender que a mí me gusta el cine y que no es una forma de hablar.

    Lo malo de las poses es que no se nace con ellas. Se cultivan.

    He atravesado el infierno para poder decir estas cosas.

    Angelica Huston, es banal decirlo, pertenece a esa clase de actores que te apetecen. No sabes bien por qué. Te gusta que aparezca en todas las pelis. Aunque prefieres que aparezca poco.

    Un día comprendes que te enamoras de alguien porque (En el fondo) buscas a la Angelica Huston de los timadores. Que sea un poco puta. Y un poco madre.

    También gusta Vincent Gallo. Porque tiene voz de pito. Aunque desconozco por qué ha de gustarme Cristina Ricci (p.ej).

    Con Angelica pocas bromas.

    No soy un aprendiz de Wes Anderson. Ni un judio metido en la industria. Nunca le he dado el coñazo a mis padres con lo que “realmente quiero ser en la vida”. Me he limitado a alquilar películas. En momentos duros. Y en momentos tiernamente felices.

    He follado mil veces con el ojo puesto en el final de la película. Por más que me la chuparan de vicio siempre he tenido un pensamiento para la película que había alquilado.

    También he dejado de follar por culpa del cine. Que creo que es, en esencia, lo que demuestra mi afición por el cine.

    He dejado escapar a muchos amigos por quedarme en casa viendo “una habitación con vistas”. Ya ves.

    He dicho.

  6. Estás muy a la defensiva, amigo, no voy a hacer de esto una cuestión personal, por diox.

    Me alegro mucho de que te guste el cine. De veras. Creo que tú y yo sólo empezamos a hablar el día que lo hicimos por esa misma razón, de manera que no te sientas insultado; bastante pocas ganas tengo yo de molestar ni ofender a nadie, ni siquiera a ti, ya ves.

  7. jope, vaya respuesta más sosa.

    Y yo que pensaba…en fin…he debido perder mi charming.

    ¿Para eso me curro la respuesta?

    Aún así veo en lo referente a “el guardián entre el centeno” cierta alusión ciertamente ofensiva hacia mi persona.

    Ja.

  8. Pues lo de “El guardián entre el centeno” iba por mi hermana, listoh.

    Y deja de exhibirte de esta manera tan sumamente irritante en mi blog; aquí sólo entra gente que no tiene tanto poder adquisitivo como para ir al cine pagando con tu frecuencia, que disfrutan de manera pura y sin despistes puntuales del sexo oral y que aman la vida de primera mano y no se la pasan buscando referencias a sí mismos por doquier.

    Y te lo digo con cariño, pero es que… hay veces que me preocupas, woo.

  9. De culto va a ser esta entrada como siga así, mujerzuela. ¡¡Que tiemble Athenea Mata!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: