“Enseña una teta”

Últimamente estoy mamaria, sí. Anoche fui con mi casero y mi compi de piso (ambos gaylords como ninguno) a un local llamado Bambú en el barrio de Gracia de Barcelona. Se celebraba lo que yo bauticé “la fiesta del piso”. Las personas que ofertaban alquiler llevábamos una pegatina roja y los que lo buscaban una amarilla. El rojo inspira nerviosismo y huída y el amarillo, según mi exjefe, “es el color de la comida, Marti”. Tanto mis acompañantes como yo deseamos encontrar a un buen chico maricueto para ocupar la habitación vacía; porque, somos así de elitistas y modernos.

Yo inspeccioné la sala buscando algo parecido a esto:

Mezclado con esto:

Y con las preferencias sexuales de esto último:

Lo sé; soy una idealista. Y mis compañeros buscaban básicamente lo más parecido a esto:

Lo sé, son unos salidos.

Al final avistamos los tres al tío más guapo que habíamos encontrado jamás en nuestras existencias en vivo, directo y a dos palmos. Y especulamos sobre las preferencias sexuales del mismo mientras Jamshid (mi compi “persagay”) me pedía que sacase pecho para que se viera bien mi pegatina. De cuando en cuando, el casero se levantaba y se subía los pantalones marcando reclamo – aysh…  -. Nada. El guaperas ofensivo de puro guapo, desagradable de mirar por exceso de belleza si lo hacías durante más de tres segundos seguidos – como un eclipse, cuando apartabas la mirada te dolían los ojos y veías lucecillas intermitentes – parecía impasible a cualquier estímulo externo. Nadie se atrevía a ir a hablar con él, desesperados sobre la posible estrategia a seguir para llamar su atención mis “amigos” exclamaron al mismo tiempo: “Ays no sé! sácate una teta!”.

Así que hoy, quería dedicar mi post, al día que descubrí que soy una muñeca. Sí, soy una muñeca de varón adulto homosexual. Me siento como Elizabeth Taylor en Holocausto canibal, quicir, en Derepente el último verano (destripada queda, ja! lo he vuelto a hacer). Me siento sucia. Y no, no me la saqué, no son desmontables, ¿sabes? Claro, como no has tenido ninguna en la mano en toda tu vida… ¡quiero llorar!

Una respuesta

  1. Hola! he descubierto hoy tu blog y he estado leyendo algunas cositas. Me encanta como escribes (y las cosas que te pasam, oh dios mio!!) Por cierto, debería informarme sobre las fiestas esas (dondehayhombrestanextremadamenteguaposqueduelelavista)

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: