Mis héroes, Capítulo II: Audrey

Yo tenía ocho años. Me había quedado sola en el hogar. Mi hermana estaba durmiendo en casa de una amiga y mis padres habían salido por ahí, al estilo treinta y tantos, algo muy in en los ochenta.

Me senté en el salón y estiré los brazos; me imagino lo tremendamente irrisoria que resultaba mi minúscula y chisposa figura en un ademán a lo gran mandamás del reino abandonado, como un tipejo megalómano disfrutando del basto imperio que se extendía frente a su naricilla. Tomé El País entre mis manos y leí las críticas de las películas que pasaban por televisión (española, por los dos canales que había entonces, sólo dos, sí… qué tiempos aquellos) esa noche. Ahora no puedo recordarlo con demasiada nitidez, pero como suele pasar con el paso del tiempo, mi imaginación ha hecho el resto por llenar huecos; y creo que si puse La 2 para ver una película de Billy Wilder es porque avisté la palabra “Cenicienta” dentro del cajetín de alguna crítica de Fernando Morales.

Tenía ocho años, ya lo he dicho y entonces me resultó sumamente sorprendente y transgresor que Cenicienta se transformase de bonita muchacha de exuberante cola de caballo a mujer sofisticada con el pelo corto. “¡El pelo corto! ¡eso no tiene nada de principesco! ¡y encima en blanco y negro! ¡Donde van! “ Y, sin embargo, no podía apartar mis inexpertos ojitos de la pantalla.

Ya ves, casi dos décadas más tarde, y aún me tiene hipnotizada. Pasé todas las nocheviejas de mi pubertad y adolescencia, hasta que me dejaron salir, viendo sus películas; no las cambio ni por la barra libre del Rich, amigo. Llené docenas de cuadernos con sus fotos y me leí tres biografías de distintos autores. Me la encontraba a la vuelta de la esquina de cada una de las grandes ciudades europeas que he conocido. Y la he sentido en algún rincón de mi misma, todas y cada una de las veces que me han besado con ganas.

No hay nada, no hay nadie como usted, señorita:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: