“No ha aguantado la energía”

Siempre que me gustaba un chico guapo y éste se ponía a tiro – esto es, me pedía que le recomendase una película o que le metiese hacia adentro la etiqueta de la camiseta-, automáticamente, me convertía en Barbra Streisand. Me refiero a “por dentro”, no es que me diese narizazos contra un muro rollo nany killer con el síndrome premenstrual. De repente tenía la sensación de que sólo estaba allí, con aquel guaperas tomando café, porque me usaba para robarme frases ingeniosas y ligarse a una tía más buena, así es que sin más me convertía a mí pesar en una especie de bufoncilla entrañable capaz de comunicarse por eructos si era necesario para entretener/retener al chico en cuestión durante el mayor tiempo posible. Muchos pensaréis que Barbra no define el rol de salá, pero seréis esos que han sudado de Qué me pasa, doctor? y, en consecuencia, no tenéis voz ni voto para criticarla…

Cuando la cita acababa el chico sonreía y me pedía otra para el día siguiente. La presión mental era casi dolorosa. Sufría migrañas chistosas. Cada fin de semana tres funciones distintas para un solo espectador. Al final, por agotamiento, el tío se enamoraba de mí y por fin podía rebajar el nivel intelectual y quedarnos en casa a ver una peli de los Monty Python y que hicieran ellos las gracias por mí. Como el humor es afrodisíaco, yo me limitaba a allanar el terreno un mes y luego La vida de Brian me conseguía el coito final y Woody, la gloria. Al cabo de un año – como mucho – la relación había terminado. Porque claro… una no puede mantener el mismo nivel siempre y menos sin cobrar un duro. Y cobrar por entretener a un novio… en fin, quizás sea una idea excesivamente transgresora para nuestros tiempos.

pobrina…no se lo cree ni ella

Luego estaban los listos y divertidos. Igual que sucede con las corrientes artísticas o estéticas, yo alternaba mis líos con guaperas normaletes con mis affairs apasionados de mano de horrendos comicastros. Si bien la primera opción acababa dejándome seca, totalmente vampirizada y con el aspecto de un tubo de pasta dentífrica en manos de una familia numerosa; la segunda llevaba consigo unas consecuencias aún más devastadoras que la anterior. Aquella resplandeciente Barbra que me hacía de apuntadora desde mi fuero interno se pegaba un tiro por intimidación delante del feo ingenioso. Todos los recursos que fluían a borbotones cuando el buenorro siquiera ofrecía un leve bailoteo pestañil de curiosidad, me abandonaban cuando el listillo desplegaba sus armas de insultante locuacidad ante mí. De pronto me crecían las tetas y me sentía más chica que nunca en todo el día. Cualquier broma era replicada con un exhabrupto por mi parte. La brillantez ajena me ponía violenta o me dejaba muda y con los dientes recastañeantes. El encuentro, en estos casos, desemboca en una incomprensible – para mí – y atosigante – para ambos – tensión sexual no resuelta.

En cuanto a dicha resolución si tenía lugar lo hacía al cabo de varios meses – o años – o era despachada con un casi pubertoso beso a la puerta de mi casa. Todo perfectamente puritanesco, como si de una sit com mi vida se tratase.

es más femenino mirar aviesamente

Con el paso de los años he aprendido que no tengo un tipo de hombre. Soy completamente incapaz de reaccionar adeacuadamente a los estímulos y los invierto. Cuando he de ser comedida me paso de lista y cuando debo atacar directamente, sencillamente me paralizo. Es por ello que he ideado un nuevo sistema de conquistas. La próxima vez que me ligue a un guaperas le pediré a alguien que grabe nuestra conversación para poder proyectársela al siguiente bufón. Lo haría a la inversa, pero ¿para qué? no pienso tener hijos con un guaperas, ¿quién quiere pasar el resto de su vida bostezando?

En fin… kiss kiss, bang bang para todos.

*Nota: Este post ha sido interrumpido en numerosas ocasiones, sino juro que podría haber adjuntado una conclusión. Ya ni sé lo que quería decir… Me imagino que sólo lo empecé para ofender en masa a todos mis exnovios. Pero ya sabréis que me lo invento todo, ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: