Esa gente que nos quiere y a la que tratamos como si fuera basura no reciclable

Yo no vine a Barcelona a descubrirme a mí misma, nunca he sido capaz de afectarme lo suficiente como para tomarme tan en serio o pensar que necesito encontrar mi lugar. Mi sitio ha estado siempre debajo de donde se han asentado cada vez mis nalgas, ni más ni menos -más tirando a más que a menos, muy a mi pesar y a razón de la bollería industrial -. Y ya ves, parece que me he encontrado conmigo misma y sin buscarme. Es terrible, porque si alguna vez pensé en mí en tercera persona siempre me supuse simpática, curiosa incluso, y ahora, ahora que me tomo cafés a diario conmigo misma he de deciros que me caigo como el culo. En siete meses he descubierto que soy egocéntrica, excesivamente impulsiva, sumamente inconsciente, poseo una empatía nula y frivolizo incluso con los hipotéticos atentados contra mi seguridad vital. Vamos, que soy una gilipollas. He encontrado a una tonta del culo con la que incluso me molestaría compartir más de dos minutos en la cola del baño de un concierto gratuíto de Ojos de Brujo en fiestas de barriada. Soy muy boba, en serio. Y tengo un tono de voz horrendo. Lo sé, hay videos de karaoke y escuchas telefónicas que lo atestiguan.

En fin, no me creeréis, esto es lo típico que una dice para que por contraste cuando te conocen o te juzgan conociéndote ya, digan: “Bueno, Marta, pero hueles bien.” Pues no, qué va, a veces huelo a cerrao. Hace poco hice una estupidez descomunal. Esa clase de tonterías que uno hace a motor, en plan: “Vaya, esto lo he visto hacer en miles de comedias románticas y al final el aeropuerto traía regalo salivar y matrimonio, así que voy a probar”. Y allí estábamos yo, yo misma, unos amigos, el chico y el mejor amigo del chico. Yo pensaba en el chico, me decía, básicamente y dentro de lo dificil que es pensar trascendentalmente con Rafaella Carrá de fondo a todo trapo: “Pero, madre mía, qué chico… no me lo merezco” y yo misma me replicaba con un contundente: “Desde luego que no, pava, pero ¿has visto a su amigo? parece simpático, ¿no?”. Fin.

Y me sentí como Robert Downey jr en Kiss kiss bang bang (creo que es la tercera vez que la recomiendo y habéis sudado de mí, me dais un poco de vergüenza y todo) cuando se reencuentra con su amor de la adolescencia, una chica preciosa y rebosante de encanto, con el pecho firme, la piernas largas y la réplica rápida e irónica siempre dispuesta y… y se enrolla con su amiga la fea. ¿No es fantástico? Y piensas en Freud para encontrar algún atajo psicológico para justificarte pero, ni por esas, por primera vez en la vida descubres que no tienes ni la más remota excusa salvo la constatación de que eres francamente idiota y que así acabará creciéndote un pene como sigas actuando como un tío; como un picha brava de segunda, torpe e incoherente. Así es mi “yo” auténtico, un castigador de los clásicos. La clase de tipejo del que las mujeres despotricamos siempre con indignación infinita y sin ninguna clase de censura. Un cabronazo del copón.

En el último trimestre, me he desenamorado de un desconocido, me he declarado a otro ser ignoto, he tonteado con docenas y he vivido con otros dos. El primero de los dos últimos, un gay persa loco que quiere “haser gera” conmigo y el segundo un hombre que ha presenciado pacientemente todas mis exaltaciones para bien o para mal, ha reído, ha llorado y me ha llevado el desayuno a la cama. Y yo, que siempre me he reído de Meg Ryan por pasar de Tom Hanks hasta el minuto noventa, que me daban ganas de agitar el televisor cada vez que Rachel y Ross la cagaban, que me ponía una y otra vez la secuencia del final de la tercera temporada de Luz de luna cuando Maddie y David se revolcaban por el suelo y se dejaban de tonterías, sí… yo… Yo me he enrollado con el mejor amigo del protagonista. Así es que, aunque merezco morir violentamente a navajazos propongo los siguiente desenlaces a mi comedia romántica. Vosotros elegís, estáis ahí para ponerme a parir y creo que Yago ya no entra, así que necesito algo de fealdad en mi vida:

1. FINAL COMPENSATORIO:

Ella (yo y yo misma) corre ralentizadamente detrás de él cuando éste se va a una fiesta loca loca de Erasmus, plagada de francesas cachondas. Él, que es un cacho de pan nos coge entre sus brazos y nos perdona la vida. Volvemos a ser amigos. Al día siguiente una de mis colegas de toda la vida viene de visita a Barcelona y se lo trinca. Se casan, tienen niños y yo soy la madrina de su boda.

2. FINAL CACHITOS PICANTES:

Él nunca llega a perdonarla a ella. El tiempo pasa y su atracción queda casi consumida hasta que el persa la asesina volviendo del metro a casa. A partir de ese fatífico día, él perdona su escarceo, llama a su mejor amigo para darle la bendición y el pésame y pasa el resto de su vida contándo la terrible anécdota en reuniones sociales con la clásica coletilla de: “Bueno, era un poco puta, pero no se merecía aquello; jamás la olvidaré, hacía unas pizzas especiales increíbles. – ¿En serio? ¿Qué llevaban? – Pues salchichas, curry, maiz y mostaza… -Madre mía, qué locura.”

3. FINAL CON BANDA SONORA DE LUCIO BATTISTI:

No vuelven a hablarse durante las siguientes semanas, lo cual propicia en ambos el crecimiento de una tensión sexual descomunal, casi no se puede respirar en la casa. Él abandona el país y ella se pilla vacaciones la primera quincena de agosto. Contrata una tuna y se planta con ella en medio de la Piazza Di Spagna cantando todos una versión hortera cañí de Mundo Libero. Él incapaz de resistirse a gesto tan casposa e incómodamente romántico, entiende que aquello además de ser la prueba irrefutable de un gusto pésimo, ha de ser amor. Se besan apasionadamente durante las siguientes dos semanas, se despiden y no vuelven a verse nunca.

A Lucio tampoco parece convencerle ninguna.

13 comentarios

  1. ufff la verdad es que ningun final me convence…
    pero lo siento, Chaplina, pero la historia tampoco me gusta…😦
    liarse con el mejor amigo de tu chico (o del chico que te gusta) no es bonito…
    En las peliculas pasan cosas como los finales que tu propones…. en la vida real, él pasa de ti por siempre jamas… y tu, si tienes suerte, te arrepentiras toda la vida de lo que hiciste… si no tienes suerte, tan solo volveras a hacerlo una y otra vez…

    Lo siento, pero no me gustan estos giros de guion… soy un romantico con principios, y cada vez que alguien se lia con el mejor amigo de su novio, muere un gatito…

    Hoy no te mando besos tokiotas… mañana quizas😛

    Nico

  2. -Sin duda estoy contigo en una cosa: Freud tendría algo que decir acerca de tu comportamiento. Y conociéndole, seguro que lo que dijese tendría algo que ver con tu madre, tu padre, o alguna pulsión sexual que ni tú misma sabías que tenías.

    -Por otro lado, para poder votar sobre el final de tu comedia (a la cual yo, personalmente, no le acabo de ver lo cómico), necesitamos un dato claro, pues la historia resulta un tanto ambigua en este punto: ¿el chico sólo te gusta, o tenías algo con él?
    Si sólo te gustaba, estoy con Nico (Hola Nico, yo Javi, encantado de conocerte y citarte) en que el chico pasará de tí y nunca llegarás a nada con él.
    Si, por el contrario, tenías algo con él, y te has liado con su mejor amigo, sin duda, te mereces el final number two.
    Tú eliges: ¿susto o muerte?

  3. No hay comedia.
    No hay tragedia.
    No hay solución.
    Por tanto, no hay historia.

    Sólo queda asumir tu culpa y archivarla en el baúl de los recuerdos (u-uuh). Al menos hasta que encuentres el RESET…

    Una vez archivado, ya no será más que un cúmulo de palabras e imágenes que deberían dejar de tener sentido.

    El pasado son lecciones, el futuro es la muerte, y el presente es la aplicación y disfrute de esas lecciones que acaban llevando irremisiblemente a morir.

  4. Vaya, os he calado hondo.
    Lo cierto es que no había nada oficial, de hecho el chico y yo éramos amigos, compañeros de piso y residentes en Barcelona; la clase de gente que va a programas concurso pero no llegan a follar jamás.
    Yo le quería como a un amigo, en el sentido en el que quieres a un amigo, que posee tantas virtudes que le concibes imposible como otra cosa que eso (no suelo fijarme en chicos con una demanda brutal por parte de otras féminas).

    En mi favor diré que hubo una conversación previa que aseveraba: “somos amigos, nos gustamos, pero cada uno tiene sus historias”. Eso sumado a cuatro copas de vodka limón y un amigo vulnerable y encantador dan como resultado una putada del todo inconsciente.

    Pero, joder, no deseéis que me mate el persa, por dios! Os díré que hace una semana que no el chico se comporta como si no existiera; creo que empiezo a ser transparente.🙂

  5. Igual estás desenfocada. ¿Has probado a ajustar la lente?
    Uff, que mal se ma da hacer chistes con alusiones a Woody Allen😄

    Volviendo al tema, tras las alcaraciones sobre vuestra relación, te diría que no tienes por qué comerte tanto la piña. Ahora ya no creo ni que él vaya a pasar de tí por siempre jamás, ni que te merezcas la muerte.

    PD: Cuando creaste el blog, ¿sabías ya que iba a ser tu diván freudiano particular y gratuito?

  6. Qué bah… no tenía ni idea, lo cree sólo para ligarme al vicealcalde de León y ya ves.

  7. Me ha encantado tu primer párrafo, hay muchas cosas de las que has descubierto de ti misma con las que me siento muy identificada… yo tambien creo que no me soportaría mucho si me encontrara conmigo misma😄.
    No me convence ninguno de tus finales, en ninguno de ellos acabas demasiado bien con el chico en cuestión y no has hecho nada como para que se moleste contigo, si como dices erais amigos y cada uno tenía sus historias. En todo caso, el primero sería el mejor, si no fuese porque me da la impresión de que el tío te importa un poco más que como para ser simplemente la madrina de su boda…
    Salu2

  8. […] Regalo encontrado: Esa gente que nos quiere y a la que tratamos como si fuera basura …Esa clase de tonterías que uno hace a motor, en plan: Vaya, esto lo he visto hacer en miles de comedias románticas y al final el aeropuerto traía regalo salivar y matrimonio, así que voy a probar. Y allí estábamos yo, yo misma, …Ver el regalo o el artículo originalhttps://chaplina.wordpress.com/2009/05/22/esa-gente-que-nos-quiere-y-a-la-que-tratamos-como-si-fuera-basura-no-reciclable/Esa gente que nos quiere y a la que tratamos como si fuera basura … […]

  9. wow el último comentario (el de los regalos) resulta de un iluminador que quita el hipo…
    Están clarísimas su estructura, idea principal, la intención con que fue escrito…¡Qué dominio de la lengua cervantina! ¡impresionante!

  10. Yo siempre he sudado de ti Chaplina😉

    Me han secuestrado. Son muchos pero se han ido todos juntitos a fumarse pitis a la terraza, así que cuento con cinco minutos para “aporrear el teclado para ti”, más confiando en los efectos de la nicotina sobre sus organismos y blablablabla copón!

    Pasarme por aquí a veces supone un respiro…y…joder! tanto estudiar no puede ser bueno, mi lenguaje es casi telegráfico…ostia! el caso que te dejes llevar por don impulso y cascarla… que la vida son dos días y demás frases hechas…

    Paso de comedias románticas (salvo “Cuando Harry….”) así que elige tu final al “pinto pinto gorgorito”.

    Macho, que pronto han llegao de su incursión fumadora… los exámenes me requieren mi presencia ¬¬

    Esta noche te escribo, aunque me convierta en una bolsa ocular negra con patas…

    Besetes

  11. Que los besetes sean, mejor, de limones Fa del Caribe😉 xD

  12. Hola, tras descubrir este blog, estoy leyendo posts al azar. De momento no me han provocado una embolia, así que vamos bien.

    En cuanto al final, me quedo con el primero. El segundo, con lo de la pizza con “salchichas, curry, maiz y mostaza” resulta un poco indigesto. En cuanto al tercero, no me convence lo de besar a alguien durante dos semanas seguidas. Calculo que más o menos hacia el cuarto día se te debe secar la boca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: