¿Y a tí…? ¿Cómo te gusta el filete?

La pasada jornada nocturna tuvimos charla trascendental. Un bisexual, un heterosexual y una indefinida prácticamente convencional. Los dos hombres de la mesa defendían la idea de que serían incapaces de yacer de manera cotidiana con alguien que desde el primer día no les “entrase por los ojos”. Este discurso, con el consumo creciente de voll dams se convirtió en un sencillo, pontificador y claro: “jamás me comprometería con alguien que no envidiaran mi amigos.” Yo, personalmente, jamás he seleccionado (que verbo tan nazi, eh?) a mis parejas por lo que pudieran pensar de ellas mi círculo social. De hecho, la mayor parte de las veces, cabría incluso pensar que si lo he hecho ha sido con el fin de que mis novios movieran a la risa de mis amigos, lo cual no deja de ser pintoresco para muchos y lamentable para los dos muchachos que digo me acompañaban en aquella cervecería transformada súbitamente en escenario de terapia de grupo.

“Es que a Marta le gustan los hombres horribles…” dijo el guaperas italiano atusándose el tupé, seguido de un incondicional apoyo argumentado de mi querdio amigo bisex: “Doy fe de ello, empezando por…”, censuro los nombres y descripciones adjuntas que siguieron a esta exposición de mis pasados estados y preferencias sentimentales, ya fueran platónicas o efectivas. Hablaron de mis adorados pasados y presentes como si fueran los candidatos ideales a protagonizar un remake de “Freaks” aka “El pasaje del terror” y me contemplaron con sentida lástima tras la enumeración, culminando el discurso con una pregunta abierta, muy abiera, como las piernas de todas las rubias despampanantes que se habrá trincado el señor Nabo Discomunale: “Por qué, Marta… por qué?”.

Ayer fui incapaz de responder, había dedicado otras once horas a mi nueva vida capitalista y mi coeficiente mental efectivo era de unos 70 perceptiles, sólo era capaz de tragar, asentir o fruncir el ceño. Esta mañana me desperté y cotilleé varios muros facebookianos en busca de respuestas. El muro del facebook es el diario personal sin candado del siglo XXI y me dí cuenta de cuál era la razón, sumamente ingenua y pueril os advierto, de que mis predilecciones afectivas siempre se hayan centrado en individuos de apariencia poco atractiva. Es triste pero… es que los guapos son tontos del culo. Sé que esperabáis una reflexión más sofisticada, pero, nunca aspiré a fundar una religión, chicos. Cuando haces el amor con un feo te sientes a un tiempo diosa y misionera del amor, eres el colmo de la belleza, la inteligencia y el altruismo, un puto pack de perfección. Te dices, “madre mía, qué buena persona soy y que firmes tengo los pechos, este hombre que tengo debajo está a un tris de llorar de agradecimiento.” En cambio, cuando el que está encima de ti es el perfecto aspirante a ilustrar un artículo de metrosexualidad en la Mens health, tu autoconcepto pierde su equilibrio ya de por sí precario a fuerza de visionados constantes de lo que se considera bello o idílico y la única idea que ronda tu cabeza es la siguiente: “Si cambiamos de posición ahora y me tengo que doblar cual contorsionista erótica entregada, cabe la posibilidad de que la antinatural, dolorosa y nada plástica postura deje al completo visionado pornográfico mis zonas menos atractivas, mis cordilleras celulíticas, mi fealdad más oculta y… entonces, la vendida seré yo… shit!”. Sí, shit! en mis monólogos internos me quejo en inglés para remarcar mi ira más profunda.

Los guaperas no quieren hablar de la vida y disfrutar en compañía de alguien afín, no nos engañemos, los guaperas que encima tienen otras virtudes remarcables, son un atajo de prepotentes autofeladores (algo parecido a mí cuando me trinco a un feo) que lo único que buscan es una sumisa aunque hiperactiva y atlética bella mujer que no haya leído nunca un libro porque el tiempo sobrante para la adquisión de cultura lo han dedicado a la adquisición de un vientre plano y unas uñas de porcelana. Lo único que un guaperas listo quiere es casarse con una imbecil a la que sus amigos no lleguen a conocer personalmente nunca pero con la cual tengan fantasias sexuales a diario. Sí, la meta de un macho man es una palmadita de aprobación en la espalda.

Y sí, amigos, he escrito este post lo más rápido que he podido porque si no no me da tiempo de ir al gimnasio a convertirme en una de esas. ¿Os dais cuenta de lo triste que es la vida? Qué vergüenza me doy a veces.

misioneras del amor o…

…esclavas de la tonificación.

P:D: Creo que siempre escribo el mismo post.

18 comentarios

  1. Eso que comentas de que te sientes más sexy en la cama cuando el tío con el que estás es feo -o por lo menos más feo que tú- es cierto; pero has pasado por alto un riesgo que tiene fijarse en hombres que por correspondencia física no te merecen: que sea él quien te deje/dé calabazas. Desagradecido… ¿Hay algo más humillante?

  2. Joder, qué cruel, estaba apunto de superar el rechazo de cap0… ¡cabrona!

  3. Eh, que mi discurso ha sido totalmente autobiográfico. Por cierto, igual deberíamos quedar algún día, no?🙂

  4. Tú y cap0 o tú y yo? Podríamos ir a Gracia esta noche y ponernos ciegas de cerveza negra. Necesito guinness a mansalva para ser digna de replicarte, tronca.

  5. Querida, yo no te voy a dar calabazas como él, no temas. Y no digas que no eres digna de mí, tú no serías la fea de la relación; lo dejaríamos en empate🙂

    Esta noche es muy probable que vaya a Gracia, pero con fines carnales; Un minuto antes de tu propuesta me han dicho: “(…) había pensado también en meterte desnuda en mi cama”. ¿Qué te parece? ¡Y no es feo!

    Podemos vernos mañana, en plan dominguero. Igual mejor si lo hablamos en facebook.

  6. Qué jodía… te veo en facebook y detallamos, mañana cerveceamos gracilmente (qué bonitez) para que se te pasen las agujetas, compañera zorrupia ^^.

  7. joder, lo que me he reído, chaplina
    gracias

  8. Como si no tuviese ya problemas de autoestima que ahora encima, gracias a tu razonamiento, tengo que pensar que soy:
    1) Feo listo o
    2) Guaperas gilipollas o
    3) Guaperas superficial

    …y no me gusta ninguna de las tres opciones, pero la más digna es la primera así que mañana mismo empiezo a engrasarme el pelo con Brillantina, me compro unas gafas de culo de botella y me pongo a roer granito para “tonificar” mi dentadura.

    Al menos así podré considerarme un ser humano decente, o al menos un ser decente.

  9. Quieres convertirte en Rick Moranis…

    Es que en mi discurso no daba voz ni existencia a los hombres atractivos no convencionalmente bellos o no canónicamente, sí, esos que nos enamoran.

    Y todo lo demás es basura, joder. He dicho. :_)

  10. Oh, ¿soy un hombre atractivo no convencionalmente bello? ¿o soy Rick Moranis?

    P.D. Cariño, he encogido a mi pene.

  11. Dominas a la perfeccion el genero de la ciencia ficcion.
    Supongo que es mas facil cuando un@ mism@ se lo tiene creid@

    Bravo!! / Aplausos

  12. Lo has dicho como si fuera algo malo, Demos… tenes…

  13. Vamos, lo que me faltaba. Tú (va por Patril) poniéndome a parir por Facebook y resulta que te metes en la cama con otros hombres. Eso está precioso.

    Un besito, Martis. Me alegra leerte de nuevo. Por cierto, ¿en qué bombo me metes, en el de los guaperas o en el de los feos? Gracias por ambas respuestas.

  14. siiiii, es el mismo post!!!

  15. a mi me gusta el filete poco hecho, tierno, rojizo, con un poco de azúcar y sin pelos del cocinero. no me importa si es un prepotente autofelador, me lo comeré con hambre y la semana siguiente no repetiré de plato.
    que dios me perdone.

  16. @Pabler: Creo que no puedes recriminarme nada: http://twitter.com/opositor/status/1984531657

    ¡Si por mi fuera estaría sólo contigo, ya lo sabes. Además con alguien tendré que ahogar mis penas!

  17. Dejad de montar el psicodrama en mi “salón”.

  18. Gran post muy sicnero jajajaja

    Me gusta tu blog, es divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: