Mujeres que dicen “Es que yo soy igual que un tío”

Bueno, chicas, ya está bien, ¿no? Eso de intentar hacer frente al machismo renegando del propio género no me parece ni medio práctico. Desde que me alcanza la razón sólo he conocido y me he relacionado con mujeres que se consideraban a sí mismas atípicas y poco femeninas. Yo misma he pensado así a veces, aún estando en pelotas echándome rimel en las pestañas y mirándome las tetas diciendo: “para ser igual que un tío lo disimulas que da gusto, Marti.” Yo suelo hablar en voz alta cuando estoy sola y paseo en pelotas por casa, desde que vi Ghost. ¿Pero no creéis que es un poquito dificil que todas seamos machunas, especialísimas y distintas a las demás mujeres? ¿No nos convertiría eso al fin y al cabo en una masa de camioneras adocenadas con ínfulas de originalidad única? Y si todas somos incomparables, machorras, excéntricas y por propio y pintoresco razonamiento, irresistibles ¿por qué no nos vamos en manada a Lesbos a hacer labores humanitarias, manuales, recíprocas y/o autoabastecedoras emocional, laboral y sexualmente hablando? No, de veras, ¿a cuántas mujeres de la generación del 70 al 90 conocéis que se consideren a sí mismas femeninas? ¿Y no os parece sospechoso que incluso en la información de los posters centrales de revistas para pajeros los hobbies de las guarronas esculturales suelan ser: jugar al fútbol, el bricolaje doméstico y lavar mi coche en ropa interior con una enorme esponja?

Realmente cualquiera que se tome como una rebeldía comportarse como un tío o, peor, querer ser como uno como paradójica arma de seducción por contraposición, está cayendo en lo que yo, porque me da la gana, he decidido denominar: “La trampa Farrelly. Y me explico. Creemos que el pensar de manera no femenina o incluso de forma claramente machuna implica eructar alto, depilarse con cuchilla, hablar de Final Fantasy, beber cerveza negra, comentar anécdotas gochas con un amigo, ducharse con menor frecuencia y decir muchos tacos. Nadie ha dicho que no sea divertido, claro, pero no lo hacemos por voluntad propia. Una mujer no se despierta una mañana rascándose la entrepierna, se saca un moco mientras lee un mensaje de un rollete y comenta: “joder, qué arrastrado piscópata”, luego desayuna chetos y llama a una colega para que se venga a casa a beber cerveza toda la tarde mientras juegan al World of warcraft. Una mujer no hace eso a no ser que quiera entrar en el clan de los nabos. Y, dejad de engañaros, si queremos entrar ahí es porque nos han manipulado para ello.

En las películas de los hermanos Farrelly siempre aparece un personaje femenino con el aspecto de una jodida diosa del Olimpo del Aerobic y el interior del mejor colega de cañas que te puedas imaginar: chistoso, soez, patoso, algo marrano, risueño, espontáneo y, como ya he mencionado, con un problema de flatulencia. El secreto del éxito de Algo pasa con Mary, es que Cameron Díaz estaba buenísima y te valía lo mismo para mostrársela a tus amigos que para irte a ver un partido de fútbol con ella, comer cortezas de cerdo y hacer una competición de quién escupe más lejos. Lo cuál, de rebote, explica también que absolutamente todos los hombres heterosexuales que conozco odien Sexo en N.Y. porque a una de esas tías no te la puedes llevar ni a ver una peli de Ben Stiller sin que te de el coñazo toda la noche hablando de zapatos y del por qué de tu disfunción erectil. Porque, desgraciadamente, las tías de Sexo en N.Y. son lo más parecido al concepto de femenidad clásica que está arraigado en el subconsciente colectivo: una panda de harpías gilipollas con menos inquietudes intelectuales que una jodida babosa de tierra.

Pero, la verdad amigos míos, está ahí en medio. ¿Entre Sarah Jessica Parker y Cameron Díaz? ¿No es patético tener estas referencias? La verdad está ahí, en vuestras manos. La independencia y la gloria de descubrirse a una misma y ser feliz o la diversión efímera y los coitos encadenados que suponen comportarse como una chica Farrelly, como la tía que ellos quieren que seamos. Yo no quiero ser S.J. Parker, ni la Díaz, pero, desde luego, no es peor que ser Lucía Etxebarría o Isabel Coixet. Tampoco sería nada agradable ser perturbadora pero sosil, una chica paja con aspiraciones a chica poster en cabecero de cama de postadolescente: Scarlett Johansson, Charlize Theron o Angelina Jolie.

Si realmente como dijo un amigo mío viendo fotos en pelotas de una chica generosa: “los hombres tenemos una asombrosa facilidad para ignorar la personalidad ante un físico como este.”; entonces ¿por qué encima aspirar a ser la mujer completa de las fantasías eróticas de un par de salidos de Nueva Inglaterra? Si realmente fueramos como tíos, chicas, nos pasaríamos la vida ociosa masturbándonos y saliendo ocasionalmente a hablar entre nosotras sobre cine, literatura y campeonatos deportivos, evolucionaríamos muchísimo en nuestra vida profesional, nos convertiríamos en catedráticas en mil materias invirtiendo en estudiar el tiempo antes dedicado a interpretar los mensajes de otros y, en definitiva, dominariamos el mundo. Eso sí, sin comernos un rosco.

Es triste que una mujer se sienta poderosa diciendo “Es que yo soy igual que un tío” y que si un hombre dice “Es que yo soy igual que una tía” sea considerado un paria social.

Espabilamos, ¿o qué?

denigrante díaz

*Nota: ¿No es de pronto trágica esta imagen?

31 comentarios

  1. Vaaaale… tienes razón… yo también lo he dicho…

    Y a la vez me pongo mascarita en las pestañas y hago que mi ropa conjunte, puede que por fin nos hayamos desviado de la femenidad clásica y nos parece tan fabuloso que por eso caemos en pensar que somos como tios…

    Pero no lo somos.

    Gracias por ilustrarlo.

    Un Saludo,
    YoMisma

  2. Además, y a pesar de lo que podría parecer, a los hombres no les gustan ese tipo de chicas que pueden irse de cañas con sus colegas y dejarles encandilados. Les hace quedar en segundo plano.

    Y deja de mentar las putas chuchillas, por favor; porque yo sé que te haces la cera.

  3. El además sobra.

  4. Las mujeres han asumido que para equipararse a un hombre deben comportarse como él: las primeras liberaciones no fueron votar, sino fumar, beber, ser pretendidamente promiscuas o zafias en el ámbito personal (como me desagrada esa estampa de tías aullándole a un tipo de buen ver, o las comitivas de despedidas de soltera) y competitivas y agresivas en el ámbito profesional.

    Ese es el verdadero machismo, sin duda, porque niega las cualidades femeninas e impone como sinónimo de igualdad y éxito patrones que muchas veces no son naturales sino adquiridos, como en el fondo lo son los roles sexuales, que no la identidad sexual.

    Todas nos sentimos un poco masculinas y un poco especiales en el sentido de que cansa tanta técnica de coqueteo, tanto atusamiento para que luego ellos ni se enteren, tanta charla psicoanalítica para comprender que cuando no pensaban en nada concreto, realmente no pensaban en nada concreto.

    Yo no me siento muy femenina, pero tampoco masculina, y creo que por eso todo el mundo me odia, lo cual me resulta muy grato xD

    PD: ¿Qué tendrá que ver que te gusten los videojuegos, la cerveza negra o que te depiles con cuchilla con ser masculina?😄

    PD2: Los hombres afeminados o metrosexuales tienen mayor aceptación, sus coetáneos los considerarán mariquitiquis, pero para las mujeres suelen ser sinónimo de sensibilidad, empatía, creatividad….¡craso error!

    • Pues yo, por mi parte digo que un hombe no puede tener ni menos pelo ni más tetas que yo.: abajo los metrosexuales que te okupan el baño!

  5. Por cierto, Patricil, no estoy de acuerdo con lo que dices, un hombre de verdad, y no un niñato, no busca ser el centro de atención y no tiene esa fobia que algunas histriónicas si que tienen, por lo que no temerá que su novia caiga bien a sus amigos, au contraire. Quiero pensar que hay más hombres que niñatos, por supuesto xD.

    • Piensa piensa, que es mejor que la cruda realidad, en la que los hombres juegan a ser maduros y luego te la cuelan a la mínima de cambio.
      P.D.: y que conste que yo no he perdido la esperanza, y que tengo fé, pero que no he encontrado a ninguno todavía

    • quieres pensar, haces bien…pero yerras.

  6. Curioso, en mi caso siempre que una chica me decía esta frase era para “excusarse” por su apetito sexual. Claro que el hecho de que el 100% de mis “exes” me haya dicho la frase en cuestión no hace más que confirmarme que la idea de que lo normal es que a los hombres nos apetezca más no sólo es machista, sino que además es absurda.

    Estoy plenamente de acuerdo con Raba en su respuesta a Patricil, así como en lo de la cerveza negra (el pub irlandés que está cerca de mi casa tiene una más que saludable afluencia de público femenino). No coincido tanto con lo de la segunda post-data. No es lo mismo “metrosexual” (que básicamente es ir al gimnasio y ponerse crema hidratante) con “sensible”. Lo último hace referencia a un tipo de carácter que puede que las chicas valoren en teoría, pero que en la práctica rara vez te lleva a ligar más.

    En otro orden de cosas, yo soy un varón heterosexual y odio Sex & the City por un motivo diferente al que comentas.

  7. me alineo con patricil con lo de los hombres con complejo de Planeta Tierra eclipsado con la Luna, creo que somos más que parados en España.
    Y rompo un lanza en favor de Escarlata Johansonn, que me gustó desde el día en que le leí que había estudiado mucha interpretación, pero que sólo le daban premios en plan “las mejores ttjas”.
    Los conceptos de feminidad y masculinidad se mueven en la historia, como los precios en el Wimpy´s.

    saludos
    buen post y buenos comentadores
    qué alegría de blog

  8. No sé cómo decirlo de forma ingeniosa, así que seré breve y concisa: Joder, me encanta tu blog xD

  9. Pienso, que parte del rollo de gustater a ti mismo/a viene del hecho de pensar que “si me gusto, gustaré a los demás”, como lo que viene diciendo el post (o eso he pensado). Realmente creo que no hay relación entre estar agusto con una misma y con gustarle a los demás. Sencillamente creo que sólo contribuye a aumentar algo la felicidad propia, cosa directamente relacionada con el odio que se inspira en los demás (es graciosa la cosa).
    Sed felices.

  10. Yo lo que pienso es que hay varios grados en este tema. Creo que ningún hombre quiere a una princesita de cristal, pero tampoco a shrek.

    Creo que lo que buscan los hombres, y lo que debiera ser el ideal de mujer, es una mujer normal. Y es que es dificilísimo encontrar a una mujer normal.

    N del T: por normal, nos referimos a colocada en el término medio entre princesas de cristal y shreks.

  11. Venga va, yo también me lanzo a dejar mi opinión.

    Posiblemente, cuando una chica afirma ser como un tío, quiera referir-se a que es natural, sin pretensiones, sin dar más importancia a su aspecto del que debe darle, y dándole más importancia a otros aspectos de su vida, ya sean hobbies, amigos, deporte o su curro. Y cuando digo “tío” me refiero a un tío medio, ni metrosexual ni un gañán.
    Ser eso, “como un tío”, o natural, no excluye el arreglarse y ponerse monísima para salir. Los tíos también lo hacemos cuando toca, lo que pasa es que por cuestiones sociales, con dos arreglos ya tiramos, mientras que a vosotras os cuesta cuatro arreglos.

    Diría que hablo en nombre de bastantes tíos cuando digo que a muchos de nosotros nos gustan las tías naturales, ni una tirada ni una pija, como decía Aloisius. Mujeres com sentido común, sensatas, razonables y, personalmente, con sentido del humor es lo que falta, o por lo menos, no destacan para encontrarlas frente a putones adolescentes que son los que llaman la atención. Pero ahí ya nos metemos en temas casi paradójicos, donde no voy a entrar hoy.

    Dios la bendiga.

    Por cierto, srta. Chaplina, no se dignó a aparecer más usted por las últimas clases del curso de Martín Piñol. Bien hecho, no se perdió nada destacable, creo.

  12. Ju, ju. ¿Os ha gustado mi pajilla, eh? Os invitaría a guacamole a todos (no es una metáfora de nada).

    YoMisma, el tema es que escribí el post porque vivo con una lesbiana y, bueno, a raíz de ello comprendí que eso de “parecer un tío” es una escala de matices inabarcable.

    Patricil, la última vez que me hice la cera fue la última vez que me enamoré. Y las dos cosas escuecen y salen granos. Me apeo, pues.

    Raba, yo creo que el problema básico es que nadie ha asumido nada. Ójala. Asumir implicaría ir en linea recta y no haciendo tirabuzones. Y no voy a seguir hablando de pelvis o nunca acabaremos con el tema.

    Alan, te prometo a ti y a todos que nunca hablaré de la metrosexualidad. En cuanto a la libido… Yo tengo un amigo que si se masturba antes de llamar a un ligue, al final no la llama.

    Fructuosos, como ya insinué creo que estamos tendiendo a unificarnos todos y a pasarnos las referencias por el ojete. Nos aburrimos todos tan rápido de nosotros mismos que es imposible mantener firme la propia identidad.

    Maguada, gracias. La sencilled y brevedad es más que un don, es un don Don.

    Anonimo, es verdad, el “sé tú mismo” es el peor de los consejos posibles y el más globalizador. Deberían sustituirlo por “se tu mejor versión” o “sé cojonudo” y ya.

    Aloisius “lo que debiera ser el ideal de mujer, es una mujer normal”. Tú lo has dicho todo. Aunque, joder, es molesto que al final parezca todo un campeonato, ¿no?

    Padre Bukkàkez, creo que todas las mujeres que afirmamos ser como tíos de naturales tenemos la roña que se esconde en nuestro ombligo. (Y esto sí es una metáfora).

    P.D: No fui a más clases porque tenía que recobrar morosos -es triste pero es así-. No obstante me comentó Yoda que fue la mar de bien. Lamento si realmente no me perdí nada, los remordimientos son motivadores.

  13. ¿Qué pasa, que nadie comenta aquí la etiqueta “en el futuro no habrá hombres ni mujeres sólo habrá gilipolllas”? Yo soy de los que piensan que tus etiquetas son mejores que tus posts, eh. Fíjate cómo soy de galán.

    Analicemos detenidamente esa frase… Marti dice que sólo habrá gilipolllas en un futuro, pero no gilipollas, sino gilipolllas, con tres ‘eles’. Eso ya sería el colmo, el súmmum de la idiotez. Por cierto, a Patril, además del además (valga la redjkjkasdjk) espero que también le sobre la ‘h’ de chuchillas. Por el amor de Dios, no quiero pensar que eso sea cierto. ¿Marti usando perras vagabundas para depilarse?, ¿cogiéndolas por el gañote y pasando sus patas por sus patejas? No puede ser, dime que no es cierto. Eso es totalmente inviable, ¿no?

  14. ¡Doloroso! ¡Eres un doloroso!

    *Lo cierto es que suelen ser infinitamente mejor, aún a pesar de las erratas, mis etiquetas que mis posts. Ahí me tengo que callar la boca.

  15. P.D: Acabo de darme cuenta de que sólo has leído las etiquetas y los dos comentarios de Patricil. No sé, creo que deberíamos hablarlo, Pabler.

  16. Te calientas con cualquier cosa; estarás ovulando.

  17. Decidido! tras provocarme una incontrolada carcajada y un par de réplicas a los comentarios de esta entrada, te has ganado un enlace en mi humilde y neonato blog (no esperes gran cosa, todavía está en pañales).
    Sigue así Chaplina!, entre tú y Patricil me alegráis los días.

  18. Estupendrástico, Asterisco. ¿Pero cuál es tu recién nacido? ¿Cómo se llama, quicir? Porque por http://asterisco.wordpress.com me salem cimientos desangelados.

    Patricil y yo vamos a hacer una competición de guacamole; imagínate qué tensión.

  19. Inconscientemente, ha descrito usted una de mis fantasias. Con todos mis respetos, ponerse rimmel en cueros supera todo lo imaginable.

    “desayuna chetos y llama a una colega para que se venga a casa a beber cerveza toda la tarde mientras juegan al World of warcraft”
    Eso hacemos en teoría los varones? no serán más bien los americanos en las pelis? Servidor desayuna a la francesa…

  20. Chapli…leñe…que ya toca un post y eso, no?

  21. Joder. Acabo de llegar y acabo de verlo tan jodidamente claro!! Creo que me he enamorado. Yo sí que no necesito hombres con posts así. Favoriteada ya.

  22. Gracias, joder! Y perdona por el último post, es basura emocional.

    Besos y pirulas per tutti!

  23. Lo que queremos es que le hagan gracia nuestras tonterías y nos elija la ropa en rol maternal. Lo de si más princesita o más machorra, como creo que ya han dicho por ahí, es obviamente una cuestión de equilibrio.

    Por cierto, el uso del plural-singular, aunque sea una forma aceptada de referirse a múltiples uno-a-uno, resulta graciosa e inquietante interpretada literalmente.

  24. Es la presión Darwiniana. Las tías quieren destacar frente a las demás, y para ello se van al mundo masculino, donde en teoría hay menos competencia.
    En el fondo, todo son estereotipos, claro. Imposiciones sociales que arrastramos desde hace tiempo: La cuestión de la cerveza, el Warcraft y el Playboy no es más biológica que social (dicho lo cual, a ver cuándo se animan las chicas a jugar a los juegos de los chicos, porque no puede ser que cuando uno queda con los colegas para viciarse a algo las únicas dos o tres tías presentes sean novias que vienen de paquete.) Claro, luego la Wii sacará “Shopping”, el revolucionario videojuego de ir de compras sin gastar dinero de verdad, y ya empezaremos a ver más chicas quedando por las tardes para darle a la videoconosola.

    Un descojone ver tu femenino punto de vista sobre el mundo varonil.

    Frase a destacar: “Yo tengo un amigo que si se masturba antes de llamar a un ligue, al final no la llama.”

  25. “Hablar de Final Fantasy?”
    xDD
    Coño, entonces, ¿ser friki es ser machorra?
    ains…

  26. Además,yo al menos me siento cómoda al comportarme como me de la gana sin que me importe una mierda lo que digan de mi…

    ¿Acaso ser femenina es ser un pelele de los estereotipos y una mala pécora? pues vaya…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: