“Tenemos el ojete saturado”

(Eslogan de una pancarta de Plaza Catalunya exhibida a lo largo de la madrugada del día de reflexión de las elecciones autonómicas y municipales españolas, el 22 de Mayo de 2011)


Yo nací en 1983, a estas alturas de la vida creo que todos los miembros de mi generación y los de las inmediatamente anteriores y posteriores, al menos, ya deberíamos saber de manera meridiana tres cosas fundamentales:

La primera es que si eres un mafioso o un alto ejecutivo ficticio y quieres que cuiden de tu chica para que no te la robe nadie, sabes que en cuanto encomiendes la misión a cualquier pringado ajeno al clan será ese mismo el que pasados 90 minutos te la robe ante tu estúpida geta de estupefacción.

La segunda es que si eres Jessica Fletcher no te andes con rodeos ni parafernalias, el asesino siempre es el que te contrató.

Y la tercera, y no menos importante ni menos obvia es que, una semana de Re-Evolución en todas las plazas del país no iba a evitar que uno de los partidos principales del disfuncional sistema bipartidista arrasase en estas elecciones.

Ahora bien, las tres premisas se corresponden con tres conclusiones bien claras, también:

–          Verás, Bill Murray, quizás si te llevas a tu viaje de negocios sucios a Uma Thurman a que conozca Nápoles y la invitas a cenar a sitios guapos donde pongan los mejores fetuccini de toda Sicilia, ella se sentirá cuidada y pasará totalmente de Robert de Niro, que al fin y al cabo es un soso y sólo hace el amor en la posición del misionero ralentizado.

–          Jessica… Cobra por adelantado, mujer, que siempre te la meten doblada esos psicópatas ricachones y piensa que, que yo sepa, las novelistas sesentonas que resuelven crímenes son autónomas y tú ya estás demasiado talludita para no abrir un fondo de pensiones. Que entre los “simpas” y los best sellers de misterio a un euro, no tienes ni para el Flexoben.

–          En cuanto a ti, ciudadano con derecho a voto en España que tiene ampollas en el culo que reafirman su creencia en un sistema mejor o más perfecto, no me resoples y me vengas con lo de “joder… el PP, qué vergüenza, yo me apeo” y quédate ahí, sigue dándole a la cazuela a lo loco, grita, agítate, patalea, exige, suda y come garbanzos hasta que por fin alguien te pueda asegurar la bolsa, la vida, la chica y el futuro presupuesto para los medicamentos contra los dolores reumáticos. Ni Zamora se ganó en una hora, ni viendo Tele 5 en una butaca orejera y resoplando por lo mal que va el mundo y la de imbéciles que salen por la tele.

Una respuesta

  1. Verdades como puños, Chaplinita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: